Carta Abierta

logotipo FENAMAC

Carta Abierta III

 

Asociación de Ajedrez del Estado de San Luis Potosí A. C.,

e-mail: Chesslove1951@Hotmail.com

Tel: 01-444-814-84-10.

 

 

C. Raúl Enrique Hernández Hernández,

Presidente de la Federación Nacional de Ajedrez de México A. C.,

P r e s e n t e.

 

C. Lic. Juan Hernández Cossío,

Director General del Instituto Potosino del Deporte,

P r e s e n t e.

 

C. Lic. Rafael Lomelí Alba,

Subdirector del Deporte Federado del INPODE,

P r e s e n t e.

 

A la Comunidad de Ajedrecistas Mexicanos:

A la Comunidad de Ajedrecistas Potosinos:

A la Comunidad de Ajedrecistas Extranjeros:

 

Estimado Señor Presidente Raúl Hernández:

 

Por éste conducto y de la manera más respetuosa, me permito informarle que, no cesa la campaña de infamias en mi contra.

 

Pero, de todas sus calumnias, la que más me ha sorprendido, es la acusación de la señora Esther Rossel, de que “aterrorizo a los niños”.

 

Esta horrorosa imputación que pretende despertar el odio sentimental de los padres de familia en mi contra, por ser “el come niños potosino”, fue exitosamente manipulado por John Edgar Hoover, director del FBI. En su libro Estudios Sobre el Comunismo editado en 1962, explica ampliamente esta formidable idea de propaganda negra, que le permitió exterminar o perseguir y reprimir a los comunista, primero en Norteamérica y, después, en el mundo. Es más fácil creer que pensar. Excitar el desprecio de los padres de familia y, de los niños, en mi contra, con éste absurda mentira, me resulta ya insoportable.

 

La conjura maquinada por la señora Esther Rossel y Eduardo Hernández, no reúne la formalidad que requiere un acto regular y legítimo; todo indica que se trata de un tumulto sedicioso, y, responde más a los clamores de una facción, que, con escándalos, pretende usurpar una personalidad jurídica que no les pertenece.

 

Los Inquisidores del Ajedrez encendieron la hoguera con leña verde. Afilaron la hoja de la guillotina. Edificaron la horca en la plaza pública. Desenterraron el hacha de la ejecución y buscan ahora, desesperadamente, un verdugo. No se los permita.

 

La guerra tiene como escenario, la lucha de clases en San Luis Potosí. Los ricos como Jorge Ramos, Presidente de la Comisión de Ajedrez del Club Deportivo Potosino y,  Esther Rossel, expresidenta de la Comisión de Ajedrez del Club Deportivo Potosino y Presidenta de la Comisión de Ajedrez de Lomas Raquet Club, se han confabulado con sus empleados los entrenadores de ajedrez José Luis López; Enrique Monroy (Club Campestre y Colegio del Real) y Eduardo Hernández, para apoderarse de la Asociación de Ajedrez del Estado de San Luis Potosí, que ahora cuenta con el reconocimiento oficial de la CODEME y de la FENAMAC.

 

La facción no es socia de la AAESLP. Si tanto aman al ajedrez, que funden su propia Asociación civil con fines filantrópicos. Eso no les interesa: quieren adueñarse del reconocimiento y, como sólo puede haber una Asociación oficial por Estado, quieren dominar la nuestra.

 

Me queda perfectamente claro que ésta campaña de difamaciones y calumnias en mi contra, es producto de odios personales. No se trata de hacer política. No se trata de impulsar la democracia. No se trata de proponer un proyecto de cambio para mejorar. No tienen planes ni programas. No tienen una visión del futuro. El rencor alimenta su intriga. Dicen, dicen, dicen, pero no aportan pruebas de sus acusaciones. El filósofo Platón explicó el origen de las revoluciones en las ciudades de Grecia en el año 470-475. El Rey Salomón afirmó que no existe nada nuevo bajo el sol. Ante la perversidad de ésta facción, Tomás de Torquemada fue una blanca paloma.

 

Durante la reunión de información celebrada en las instalaciones del INPODE en San Luis Potosí el domingo 23 de mayo, usted propuso una vía para resolver la confrontación, que me parece ahora, en este escenario de intrigas concertadas y, de calumnias contumaces, la solución más justa: seguir el camino de la ley. Por lo tanto, me deslindo del proceso que usted inició.

 

En defensa de la Dignidad y, de la Soberanía de la Asociación de Ajedrez del Estado de San Luis Potosí A. C., he decidido resistir y, darles a los usurpadores, una respuesta jurídica.

 

Desde el año de 1985, he luchado en contra del autoritarismo, la opresión, y la corrupción, que, en diversas épocas, ha intentado socavar las bases morales de nuestra Asociación.

 

Estoy absolutamente seguro de que, al final, la historia me absolverá.

 

Les reitero a ustedes mi respeto.

 

 

GENS UNA SUMUS

 

MN David Rangel Tapia,

San Luis Potosí, S. L. P.,

Viernes, 28 de Mayo de 2004.